talavera betis

El Betis tuvo que sufrir y resolver el partido en la prórroga para superar al Talavera y conseguir el pase a la siguiente ronda de la Copa

La Copa no da un respiro a nadie. Y el Betis lo comprobó, que necesito de la prórroga para acabar doblegando a un gran Talavera por 2-4. Los locales, de hecho, se adelantaron en el marcador y luego mandaron el partido al tiempo extra con un gol en el minuto 88.

El Talavera arrancó sin ningún miedo, intentando salir con el balón jugado desde atrás. Esa valentía le sirvió para provocar un penalti, tras un pase filtrado hacia David Añón, a quien derribó Joel Robles tras salir a destiempo. La pena máxima la transformó el capitán cerámico Góngora, que ajustó a la perfección su lanzamiento, al que Joel, que aunque adivinó el lado, no pudo llegar.

Se adelantaba muy pronto el equipo local, y ahora el Betis le tocaba reaccionar. Y lo hizo casi de inmediato, ya que en cuanto llegó una vez, puso el empate en el marcador. Borja Iglesias recibió dentro del área y sacó un disparo muy potente ante el que Rubén Miño poco pudo hacer. Era la mejor noticia para los verdiblancos, que podrían haber visto como el partido se complicaba al verse por detrás en el marcador.

Tras el tanto, el Betis fue creciendo en el encuentro, mostrando la habitual presión alta e intensa que no dejaba ni un metro a sus rivales cuando intentaban salir jugando. Por ello, el juego se comenzaba a centrar en las inmediaciones del área del Talavera. Las ocasiones las ponían Borja Iglesias y Joaquín, pero sin encontrar portería esta vez. El equipo talaverano apenas salía de su campo ya en esta primera mitad, pero se defendía bien, manteniendo el empate en el marcador hasta el descanso, e incluso creando alguna situación en ataque que pudo haber sido peligrosa.

Y la segunda mitad arrancó con ocasiones muy claras para el Talavera en los primeros minutos. Primero con un remate en el área pequeña de Rodrigo que se marchó alta. Después, un remate de Borja Díaz que se fue muy cerca del palo izquierdo de la portería de Joel. Y luego, Rodrigo de nuevo, desde una posición muy clara, no golpeó bien y mandó de nuevo la pelota fuera, cuando los aficionados ya casi cantaban el gol. Pero tras perdonar tanto, la primera vez que el Betis piso área, logró ponerse por delante. Fue tras una conducción de William Carvalho, a quien derribaron cuando ya se metió en el área, señalando el árbitro penalti. Joaquín se encargó de lanzarlo, marcarlo y poner al Betis por delante en el marcador.

El equipo talaverano no se vino abajo, sino todo lo contrario. Sin ya nada que perder, se fue al ataque, encerrando al Betis y teniendo ocasiones de todo tipo. Pero la falta de puntería, alguna intervención de Joel Robles e incluso el palo en una ocasión estaban evitando que el Talavera fuese capaz de igualar de nuevo el encuentro, ante un Betis que no terminaba de volver a subir el nivel para cerrar el partido y la eliminatoria.

Pero conforme iban pasando los minutos, la energía en los jugadores locales fue decreciendo, lo que hacía que ya el Betis pudiera aguantar más la pelota y llegar de nuevo hacia el área contraria. Eso no impidió que el Talavera siguiera volcado al ataque. Y cuando casi llegaba el descuento, el equipo talaverano encontró su premio. Disparo lejano de Ceberio que Joel para, pero dejando el balón muerto. Ahí apareció Perales, que llegaba en posible posición adelantada, para marcar a placer. Pudo evitar el empate Guido poco después, pero Rubén Miño realizó una gran intervención para despejar su disparo. Y finalmente, y con merecimiento para el Talavera, el encuentro se iba a la prórroga.

Llegó el tiempo extra, en el que Pellegrini ya metió a toda la artillera para intentar evitar llegar a la lotería de los penaltis. Willian José pudo romper el empate, tras plantarse mano a mano ante el portero, pero no encontró portería. Pero el Talavera, con sus últimas fuerzas, también tuvieron sus opciones, con Borja Díaz plantándose ante Joel, y con el guardameta bética mandando el balón a córner. Ya en segundo tramo de la prórroga, las fuerzas del Talavera llegaron a cero, el Betis comenzó a asediar y, finalmente, Lainez evitó los penaltis con un gol en el minuto 116. Y el Panda, poco después, con una jugada maradoniana, le dejaba el gol en bandeja a Canales para sentenciar. Con más problemas de los que les habrían gustado, los verdiblancos consiguieron el pase y estarán en el sorteo de mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.