El equipo de Cervera visitaba durante la noche de hoy el Estadio Municipal Carlos Belmonte con el fin de pasar a los dieciseisavos de final superando al Albacete Balompié y haciéndose con un hueco en el sorteo de mañana. El choque comenzó con muchas interrupciones en el juego, mostrando en el minuto 1 la primera cartulina el colegiado a Linares por juego peligroso. El combinado gaditano se acercaba a la portería del conjunto local pero estos no permitían la internada de los andaluces y alejaban el balón de su área.

Pasados los 10 primeros minutos de encuentro tuvo la ocasión más clara Djetei, que remató de cabeza pero se marchó alto. Lo seguía intentando el Albacete Balompié, que poco minutos después, tras un golpeo de Arasa, el esférico impactaba en el palo de la portería del cuadro visitante. Las interrupciones se sucedieron durante todo el primer asalto y las ocasiones no llegaban. Hasta que en el minuto 20, tras un gran remate de cabeza, la mandaba Florin Andone al fondo de las mallas poniendo de esta manera el 0-1 en el marcador.

El equipo local no se iba a rendir y siguió buscando el empate. Pasada la media hora, tras una gran ocasión de Fali en el bando contrario, Francisco Álvarez remató desde fuera del área pero se marchó desviado. Antes de señalar el final del primer tiempo, tuvo una oportunidad de poner tierra de por medio en el marcador Álvaro Jiménez que no fue capaz de aprovechar. Sin más, el árbitro señaló el camino hacia el túnel de vestuarios.

Para arrancar la segunda mitad, el técnico del Albacete introdujo piernas frescas con un doble cambio. Y comenzarían dando el primer aviso. Remató Nando García desde fuera del área pero se marchó alto. Al igual que en el primer asalto, las interrupciones se sucedían sobre el verde del Municipal Carlos Belmonte. Llegada la primera hora de juego lo intentó Negredo con un remate con la izquierda, pero atajó el guardameta. El equipo local no se rendía y buscaba el empate. En el 69′ lo intentó Fuster de nuevo fuera del área pero se marchó de nuevo alto.

Llegaron los primeros movimientos en el combinado andaluz que quería aguantar el resultado y marcar el segundo gol para poner tierra de por medio. A falta de pocos minutos para el final, Rubén Sobrino tuvo en sus pies la sentencia, pero se marchó por encima de la portería. Con el Cádiz volcado en ataque, el Albacete cerraba sus líneas esperando a poder montar un contraataque para poder asestar un golpe mortal a los de Cervera, pero no lograron, perdiendo incluso a Rosic en el descuento después de que el colegiado le mostrase una tarjeta roja antes de decretar el final del encuentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.