La tarde del Sábado nos brindaba un duelo que huele a primera división. El Málaga quería acabar con su mala racha ganando en casa de nuevo tras 4 partidos consecutivos sin conocer la victoria. Por su parte el equipo madrileño tras un mal inicio de temporada va acercándose a los puestos fuera de descenso. Los malagueños llegaban tras el tropiezo en Copa del Rey frente al Rayo Majadahonda.

Primera parte

El inicio de partido empezaba con sorpresa en los locales. El técnico asturiano alineaba a Dani Lorenzo en el centro del campo ante sorpresa de toda la Rosaleda. El joven jugador ya demostró el martes pasado que tiene nivel para ser titular en este equipo. La primera mitad no tuvo mucho que destacar, puesto que ninguno de los dos equipos realizó ninguna ocasión clara en los primeros 25 minutos. El Leganés tenía el balón y acosaba al conjunto blanquiazul.

A los locales no le duraba la posesión de balón e intentaban robar en campo rival, pero sin éxito. La única ocasión más o menos clara fue un tiro lejano del lateral derecho Víctor que se marchaba por encima de la portería visitante. El conjunto pepinero proponía más, pero sin ningún acercamiento claro. José Arnaiz en los últimos minutos tuvo una contra en sus pies que no llegaría a concretarse. Así se marcharían al descanso ambos equipos.

Segunda parte

Los andaluces salían más enchufados en esta segunda mitad. Aunque el partido iba a hacer justicia cuando Rubén Pardo votaba una falta al punto de penalti y Omeruo la empujaba a la portería para que los visitantes se pusieran por delante en el electrónico. Los de José Alberto empezaban a tener dudas, pero unos instantes después iban a llegar las ocasiones para los boquerones.

Escassi iba a ser el líder del equipo y el que tiraba del carro. Una ocasión tras un tiro de falta y una contra del capitán animaban a una Rosaleda que se desesperaba. Brandon iba a llevarse una amarilla tras una protesta al árbitro. Por su parte, Recio se iba a llevar otra amarilla tras un agarrón a Roberto. A falta de 14 minutos para concluir el encuentro, una contra bien llevada del equipo visitante terminaba con el segundo y definitivo gol, obra de Juan Muñoz.

El equipo andaluz así confirmaba su mala racha en este mes de diciembre. El equipo ya suma 4 partidos seguidos sin conocer la victoria en liga y se encuentra fuera de la Copa del Rey. Muchas son las cosas que tienen que cambiar en la costa del sol para que los malaguistas disfruten como hace unos meses. La Rosaleda ya no se ha convertido en un fortín y esto puede llegar a ser preocupante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.