athletic betis

El Betis no pudo cerrar el año con una nueva victoria, tras caer en San Mamés ante el Athletic, en un partido en el que fue de más a menos

Fin a la buena racha en Liga. El Betis cayó derrotado en San Mamés ante el Athletic Club por 3-2, tras haber ido de más a menos a lo largo del encuentro. Los vascos se adelantaron a los dos minutos, pero Juanmi igualó casi de inmediato. Los béticos arrancaron muy bien la segunda mitad, con un tanto de Fekir para darles ventaja. Sin embargo, a partir de ahí, el equipo se desinfló, dio vida al Athletic y este acabó remontando el encuentro.

No podía empezar de peor manera el partido para el Betis. Apenas habían transcurrido dos minutos de partido cuando Iñaki Williams se plantaba mano a mano ante Rui Silva para batirle por abajo. Hubo incertidumbre por la posición del delantero cuando recibió la pelota, pues el gol no subió al marcador al haber señalado el linier fuera de juego primero. Pero el VAR rectificó la decisión inicial, validando el tanto de los leones. Pero el empate volvió al marcado muy poco después, porque el hombre gol de este Betis, Juanmi, apareció para solo tener que empujar un remate de cabeza de Álex Moreno.

El partido había comenzado con un ritmo elevado, que fue el fruto de esos dos tantos tan tempraneros. Ambos equipos decidían imprimir velocidad a sus ataques, por lo que había llegadas continuamente a ambas áreas. El Betis con muchos pases y sumando hombres al ataque, mientras que el Athletic optaba por balones largos hacía sus delanteros. Pero este ritmo tan alto tenía caducidad, ya que finalmente ambos equipos bajaron un par de marchas, comenzando la disputa por hacerse con la posesión.

Tras muchos minutos sin un claro dominador del partido, el Betis acabó por imponerse en los últimos minutos, asediando la portería defendida hoy por Agirrezabala. Aunque no consiguieron generar una verdadera ocasión de peligro, si que acabó el equipo verdiblanco con buenas sensaciones al descanso, que le tocaría mantener en la segunda mitad para intentar ponerse por delante en el marcador.

El Betis arrancó la segunda mitad mejor que los vascos, lo que le permitió tener oportunidades para adelantarse. Primero un disparo lejano de Fekir al que respondió el portero del Athletic. Luego otra más clara, pues Willian José, sólo ante Agirrezabala y con posibilidad de regalarle el gol a Fekir, quiso finalizar la jugada, pero tiró desviado. Sin embargo, a la tercera fue la vencida. William Carvalho aguantó el balón en el área para entregar a Fekir, quien llegaba desde atrás y esta vez no perdonó para poner al Betis por delante en el marcador.

A raiz del gol, el Betis dio un pasa atrás obligado por el equipo bilbaíno, que comenzaba a ser más ofensivo. El dominio del partido había cambiado de lado, pero el Athletic tenía muchos problemas para poder hacer ocasiones. Hasta que otra vez Iñaki Williams vio portería, sacándose un potente disparo por la escuadra ante el que Rui Silva poco pudo hacer. Volvía el empate al marcador y ahora era equipo local iba a por todas en busca del triunfo. El propio Iñaki tuvo poco después una ocasión muy similar a la del último gol, pero esta vez Rui Silva pudo despejar. Poco después fue el pequeño de los Williams, Nico, quien estuvo a punto de hacer el tercero, pero de nuevo el guardameta luso se interpuso.

El Betis se había desinflado en el partido tras haber arranco bien la segunda mitad. Pellegrini hizo cambios para revitalizar al equipo, que parecían estar funcionando, pues aunque no dominaba el partido, tampoco era asediado. Pero fue en este momento, cuando el partido se acercaba al descuento, que un disparo de Óscar de Marcos los desviaba ligeramente Víctor Ruiz, para que el Athletic volviera a ponerse por delante. Tenían los verdiblancos solo el descuento por delante. Con más ganas que juego lo intentaron, para intentar sacar un punto al menos de La Catedral. Pero no pudo ser, cerrando un gran año para los béticos con una derrota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.