La joven promesa portuguesa por la que el conjunto blanquiazul apostó por él puede ahora ayudar en forma de dinero a las arcas malaguistas. Su nombre es Ricardo Horta y tras un intenso verano donde los andaluces se adelantaron a muchos clubes importantes. Cuando debutó con 20 añitos con la selección coincidió en este verano, pero ahí se acabo su luz que prometía como una de las mayores promesas de los últimos años.

Él jugó 56 partidos y solo marcó tres goles. Aunque la brillante gestión económica de Arnau hace que cuando el jugador luso fichara por un tercer equipo, a el cuadro malaguista le corresponderán un 15% de los derechos de su venta. Cuando Ricardo regresó a su país, él brilló en el Sporting de Braga y fue elegido por todos los entrenadores como el segundo mejor jugador de la liga en esa temporada.

Aunque siempre se escucha que va a llegar una gran oferta, nunca hay un club que apueste fuerte por el jugador. El Newcastle ofreció 15 millones al equipo portugués, de estos millones 2,2 caerían en la provincia andaluza. Aunque esta propuesta fue rechazada por el Sporting de Braga. El precio marcado por el equipo luso es de 30 millones, él último en interesarse es el Sevilla, para hacerse con los servicios de un jugador estrellado en el conjunto malaguista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.