operación Bryan Gil

No le están yendo bien las cosas al exsevillista Bryan Gil por Londres. 629 minutos repartidos en 13 partidos son sus exiguos números en estos primeros meses de adaptación al fútbol británico. Unos números que son aún más dañinos para un futbolista de su corta edad y alta proyección si nos fijamos que en la Premier tan sólo ha disputado 57′ a lo largo de cinco encuentros.

Se le ha atragantado la experiencia en el Tottenham al barbateño durante estos primeros meses en los que el cambio de entrenador tampoco ha sido una tabla de salvación para él. Ni con Nuno Espírito Santo ni con su sucesor en el banquillo, Antonio Conte, juega de manera habitual. Entre molestias físicas, suplencias y coronavirus acumula nueve partidos consecutivos sin aparecer por el césped en la Premier y eso, lógicamente, no se lo puede permitir. Ni él, por su edad, ni el Tottenham, que pagó al Sevilla FC 25 millones de euros y el pase de Lamela en una operación que ya se antojaba redonda para los intereses nervionenses incluso antes de que el argentino rompiera como sevillista, como finalmente acabó haciendo.

En las gradas del Tottenham Stadium, lógicamente, ya se empieza hablar de ‘timo’ entre la hinchada, habiéndose empezado a plantear diferentes escenarios sobre la figura del joven Bryan Gil, quien ha visto frenada su proyección tras un sensacional curso pasado en el que fue muy importante con el Eibar y en el que llegó a convertirse en internacional absoluto con España, amén de un Europeo sub 21 en el que España quedó segundo y una medalla de plata en los juegos olímpicos de Tokio. Se las prometía felíces, pero el año no ha acabado como le hubiera gustado al barbateño… Y al Tottenham.

En esta situación, lógicamente, empieza a hablarse en los mentideros sobre la posibilidad de que salga cedido en busca de esos minutos que se le privan en Inglaterra. El Mundial de Qatar está en el horizonte y aunque las plazas en la lista de España están muy disputadas, el barbateño sabe que sin jugar es totalmente imposible. Y eso, lógicamente, lo incentiva aún más. El Tottenham, por su parte, sabe que la inversión realizada en su momento de poco vale con el futbolista en el banquillo, mientras que son numerosos los clubes pendientes de su futuro y los intermediarios y agentes que se aproximan para interesars por la situación del joven extremo izquierdo.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.