Sevilla FC ha llevado a cabo en la mañana de este miércoles en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios su segunda sesión de la semana para preparar el primer duelo de 2022, que le enfrentará el próximo lunes al Cádiz CF en el renombrado estadio Nuevo Mirandilla. Julen Lopetegui ha dirigido la sesión entre extremas medidas de seguridad ante los tres positivos detectados en las pruebas realizadas este pasado martes, de nuevo a puerta cerrada y con el secretismo habitual desde la llegada del técnico de Asteasu. Cabe recordar que los futbolistas de la plantilla nervionenses estaban citados en la tarde de ayer en las instalaciones de la carretera de Utrera para someterse a una ronda de test de antígenos. Los primeros resultados, algo alarmantes, hicieron que el club optase por realizar pruebas PCR que ofrecieron unas conclusiones menos pesimistas pero igualmente problemáticas de cara a preparar la visita al feudo cadista. Antes, se habían ejercitado divididos en tres grupos que trabajaron en tres campos distintos para evitar el contacto estrecho ante la sospecha que ya existía. En este sentido, ya de madrugada, los medios de la entidad informaban de que había tres jugadores que habían dado positivo en coronavirus y que dos de esos tres casos ya habían sido detectados durante las vacaciones navideñas. «Los jugadores afectados se encuentran asintomáticos y aislados en sus domicilios hasta que puedan reincorporarse al grupo, una vez concluido el periodo de cuarentena», añadía el comunicado. El Sevilla FC no ha aclarado la identidad de los mismos ni tampoco ha ofrecido información acerca de la larga lista de lesionados con la que terminó el 2021, deportivamente hablando. Jesús Navas, Marcos Acuña, Gonzalo Montiel, Suso Fernández, Erik Lamela, Óliver Torres, Oussama Idrissi y Óscar Rodríguez fueron bajas para el último encuentro oficial del año, el 1-1 frente al FC Barcelona del pasado día 21 y que correspondía al choque aplazado en su día de la jornada 4. Pendiente del estado de los jugadores disponibles han estado en la mañana de este miércoles el presidente, José Castro; el vicepresidente, José María del Nido Carrasco; el director general deportivo, Monchi; y el secretario técnico, Emilio de Dios. La plantilla blanquirroja volverá a ejercitarse en la mañana de este jueves para seguir preparando su choque en Cádiz. Álvaro Cervera, técnico de los amarillos, también tendrá problemas para armar su once. Cinco jugadores de la primera plantilla cadista dieron positivo en las pruebas de la covid-19 a las que se sometió el equipo el pasado lunes, día en el que se reanudaron los entrenamientos. Los cinco jugadores aislados se suman a los lesionados Garrido y José Mari, mientras que Salvi, el ‘Choco’ Lozano, Arzamiendo e Isaac Carcelén son dudas por diversos problemas físicos pendientes de evolución.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.