betis arbitraje

El Betis quiso decir basta ayer, tras el partido ante el Rayo Vallecano en el que consideran que el arbitraje volvió a ser perjudicial

La paciencia ha llegado a su fin en la parroquia verdiblanca. El Betis explotó ayer tras el partido ante el Rayo Vallecano, en el que sacó un empate, pero consideró que el arbitraje volvió a perjudicarle. Fueron varias acciones las que han hecho que los de Heliópolis alcen la voz para protestar ante lo que consideran una «ignominia».

Al acabar el partido, el Betis publicaba el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: «El Real Betis lleva muchos años siendo absolutamente respetuoso con el colectivo arbitral, pero el arbitraje de hoy es incomprensible. La función de los árbitros es impartir justicia, no la ignominia que hemos vivido hoy en Vallecas. Un fallo es comprensible, pero la reiteración de errores en una misma dirección y vulnerando el reglamento no puede serlo. Expulsión de Álex Moreno, mano en el área local, falta previa en el gol, falta de William Carvalho cuando se solo. No tiene una explicación posible».

Esa expulsión a Álex Moreno en la primera mitad es la principal acción por la que reclama el Betis. En dicha acción, el jugador bético golpeó con el pie a Isi en la cara, en una disputa de balón, haciendo sangrar al jugador del Rayo. El árbitro del encuentro, Muñiz Ruiz, no se lo pensó ni un segundo, mostrando roja directa al bético. También protestó el Betis un posible penalti de Catena por mano en la primera mitad, una doble falta en el gol del empate del Rayo y un par de entradas que consideran «duras» y que no fueron sancionadas como debían.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.