La crisis que vive el Almería es una realidad. Después de no ganar ante el Eibar en Los Juegos Mediterráneos, el equipo que dirige Rubi se encuentra anímicamente en sus horas más baja después de perder el liderato. Aunque sí es verdad que tiene los mismos puntos que el conjunto armero en la clasificación siendo de momento colíder con el mismo, no termina de realzar el vuelo y eso puede verse en su contra si cae derrotado ante el Oviedo y sus perseguidores (Valladolid y Tenerife) hacen los deberes ante Sporting de Gijón y Ponferradina respectivamente.

Por ello, el Almería se encuentra en sus horas más bajas, con un bagaje en las últimas semanas horrible en la que de 12 puntos únicamente ha sacado uno y para colmo sumarle a todo esto la eliminación copera ante un Elche que desembocó un punto de inflexión negativo de un Almería que se encuentra sumergido en no levantar cabeza por el momento.

Tendrá una nueva oportunidad de hacerlo este sábado frente al Oviedo en el Carlos Tartiere en caso de conseguir unos tres puntos que serán vitales para un conjunto almeriense que de no ganar al asturiano y sí hacerlo el Valladolid ante el Sporting en el Molinón, saldría de los puestos que otorgan derecho a ascender directamente a LaLiga Santander. Y por si fuera poco de hacerlo también el Tenerife, se pondría a un sólo punto el equipo canario del almeriense. Con lo cual, únicamente le queda al Almería sumar de a tres si no quiere descabalgarse de su objetivo que es ascender de categoría… y que cada vez se complica más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.