El conjunto califa, además de conducir de manera imparable por una autovía que acaba en un lugar llamado ascenso de categoría, no hay nadie quien le tosa a este Córdoba que volvió a ganar ante el Cádiz B en tierras gaditanas y reafirma que no hay quien pueda con él.

Es más, aprovechó la derrota del Cacereño y le saca al mismo 13 puntos y 11 al Coria (que se pone segundo) en la tabla clasificatoria. Un auténtico torpedo que va por la senda del lema Ganar, Ganar, Ganar… y volver a Ganar aludiendo a un espíritu de lucha, entrega y compromiso por parte de absolutamente todos los integrantes del cuadro andaluz que espera cerrar el ansiado ascenso lo antes posible.

Sí es verdad que quedan muchas jornadas y aún no es ni definitivo ni matemático nada, pero lo que no es duda es que este Córdoba va de goleada en goleada sumando de a tres y consiguiendo rédito y credenciales para un ascenso que cada vez se vislumbra más cerca. Ni siquiera el Covid-19 pudo causarle damnificación a un Córdoba que no se cansa y que tiene hambre de manera insaciable e inagotable. Por ello, el equipo que dirige Germán Crespo intentará seguir por el mismo camino. Por un camino que lleva a la gloria porque esa gloria pueda casi tocarla con sus dos manos en caso de ganar al segundo clasificado que es el Coria en estos momentos y que se enfrentan la próxima jornada en la que el Córdoba pueda aligerar un ascenso que roza desde ya con la punta de sus dedos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.