El Unicaja se llevó el derbi ante el Coosur Betis por 96-80. Los malagueños no dieron opción a los verdiblancos y dejaron los puntos en el Martín Carpena.

Desde el primer cuarto, el Unicaja impuso su condición de favorito. Un primer parcial de 13-4 con Brizuela y Díaz a la cabeza lo confirmaba. El Coosur fue despertando de la mano de Willey que llevó a los sevillanos a ponerse a un punto. Pero la pronta reacción en la muñeca de Cameron hicieron que el primer cuarto culminara 21-15.

El arranque del segundo cuarto no varió. Los locales llevaron su ventaja hasta los doce puntos a base de triples. Una ventaja que solo pudieron reducir Willey y Evans para los visitantes. Pero de nada sirvió, ya que Unicaja se fue diez arriba gracias a la aparición estelar de Barreiro y Brizuela.

Brown y Evans pusieron picante al partido tras el descanso. Pero sólo fue un espejismos. El acierto de Mooney y Brizuela enterraron las ilusiones béticas con un 68-55 casi insalvable. Y el casi se convirtió en imposible cuando los triples de Alonso, Bouteille y Oliver llevaron el luminoso hasta los más de veinte puntos de ventaja. Distancia que se maquilló al final para dar el 96-80 como resultado final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.