Primera derrota del Real Betis en la pretemporada 22-23. El equipo de Manuel Pellegrini notó la diferencia de rodaje ante el PSV Eindhoven, que el próximo sábado 30 de julio jugará ya un partido oficial, la Supercopa de Holanda frente al Ajax, y el 2 de agosto disputará la ida de la tercera eliminatoria de la Champions League, y no fue capaz de perforar el muro defensivo propuesto por el equipo dirigido por Ruud Van Nistelrooy, amén de que les faltó frescura y claridad a los verdiblancos, quienes también cometieron algunos fallos defensivos, sobre todo en la primera parte.Gakpo adelantó en el minuto 7 a los holandeses y Juanmi, que entró al partido tras el descanso, empató de cabeza en el minuto 52. Mwene marcó el definitivo 2 a 1 pocos minutos después de haber entrado al terreno de juego.En la primera parte hubo más fútbol que durante el choque ante el Grödig. Lógico al tratarse de un rival de más y mejor nivel que el equipo austriaco y que se encuentra mucho más rodado que los verdiblancos, puesto que disputaba su último partido de preparación antes de jugar la Supercopa de Holanda ante el Ajax, el próximo sábado 30 de julio, y, pocos días más tarde, la ida de la tercera eliminatoria de la Champions ante el Mónaco.De hecho la diferencia en el ritmo de preparación a estas alturas de la pretemporada 22-23 fue lo que decantó de forma parcial el primer tiempo a favor del PSV, no sólo por el gol, sino por una consecución de varias ocasiones claras que, por suerte para los heliopolitanos, el equipo de Van Nistelrooy no supo embocar ante la portería defendida por Bravo.Comenzó fuerte el PSV, adelantándose pronto en el marcador. Después de una pérdida de Fekir en el centro del campo, con clara falta de Sangaré sobre el francés que el colegiado decidió no pitar, el equipo local montó una rápida transición con apertura a la espalda de Sabaly, que había subido a la habitual posición de ataque de los laterales profundos del esquema de Pellegrini, y ahí encontró el equipo local el hueco. Gakpo se encontraba solo, controló la pelota y batió a Bravo de un certero disparo cruzado. El gol le hizo daño al Betis y sólo cuatro minutos después, Bravo evitó el segundo tanto local. Otra vez Sangaré con Fekir, aunque esta vez le sacó la pelota con la punta de la bota, y nueva rápida contra con apertura a la zona izquierda, donde entraba Gakpo. Esta vez, el futbolista puso la pelota al centro para la llegada de Madueke, al que se le hizo de noche con la salida del portero chileno del Betis.A partir de ahí comenzó a mejorar el Betis. Se serenaron los verdiblancos gracias a una mejor colocación en defensa, más apoyos de Guido a los espacios que dejaban atrás los laterales y, sobre todo, más acierto en los pases. Fue un tramo importante del partido en el que, después de disparos fallidos de Fekir y Luiz Henrique, quien estuviera menos brillante que en su fulgurante debut ante el Grödig, fue Borja Iglesias el que tuvo las mejores ocasiones para el Betis. Primero, en el minuto 23, al rematar a las manos del meta Benítez una dejada de Álex Moreno que percutió hasta la línea de fondo en un buen avance desde la banda izquierda, y después, en el 38, con un lanzamiento duro y seco desde la frontal del área que se marchó fuera por muy poco. Entre ambas ocasiones claras de los heliopolitanos, Luuk de Jong tuvo también sendas opciones, aún más claras de marcar el segundo tanto para el PSV, sobre todo la del minuto 37, en la que el exjugador del Barcelona y el Sevilla remató en el corazón del tercera eliminatoria de la Champions ante el Mónaco.De hecho la diferencia en el ritmo de preparación a estas alturas de la pretemporada 22-23 fue lo que decantó de forma parcial el primer tiempo a favor del PSV, no sólo por el gol, sino por una consecución de varias ocasiones claras que, por suerte para los heliopolitanos, el equipo de Van Nistelrooy no supo embocar ante la portería defendida por Bravo.

el segundo tiempo, pese a que salió mejor el PSV, logró empatar pronto el partido el Betis. Pasado el minuto 52, Nabil Fekir lanzó un saque de esquina al segundo palo, la pelota le llegó a Juanmi, que había entrado tras el descanso por Luiz Henrique, y anotó de cabeza el momentáneo 1-1 en el marcador. El futbolista de Coín se aprovechó de un leve empujón que le hizo a su marcador, acción que le valió para quedarse solo y cabecear la pelota.Pero no terminó de encontrarse a gusto el equipo de Pellegrini en el partido prácticamente en ningún momento. Pasada la hora de juego se produjo un carrusel de cambios en los dos equipos (Joaquín saltó al terreno de juego con el dorsal 41 como homenaje del Betis a su cumpleaños el pasado día 21). Y muy pocos minutos después, en el 69, Mwene marcó el que sería el definitivo 2 a 1 en el marcador del Philips Stadium, tras aprovechar un rechace de Miranda a un centro y batir a Dani Martín, que también entró en el partido en sustitución de Bravo, con un potente y colocado pegado al palo disparo cruzado.

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.