Monchi atendió este mediodía a los medios oficiales desde Lagos, justo antes de volar a Londres para el fin de semana de doble cita en Inglaterra. El director general deportivo, con muchos temas de actualidad sobre la mesa, comenzó hablando de la pretemporada: «Están siendo semanas productivas y positivas, más allá de los buenos resultados, con empates ante equipos de Champions y victoria ante un equipo de la Ligue 1 con holgura. Más allá de eso, las sensaciones son buenas, estamos recuperando cosas que se habían quedado en el tintenro en el pasado y que viene bien que vuelvan, como la intensidad, la presión alta y el robo tras pérdida. Hemos vuelto un poco a eso, es ilusionante y queda ahora la parte más importante de la pretemporada en Inglaterra, el Trofeo Antonio Puerta y luego ya Osasuna. También las lesiones nos están respetando, con molestias de Marcao y Rafa, pero es para estar satisfechos».Seguidamente, entró a explicar toda la negociación de la venta de Koundé: «A falta de que se firme, que está pasando las pruebas médicas y debe ir todo normal, es una historia que me gustaría contar con tranquilidad y normalidad. Tenemos un modelo de negocio que es el que nos ha hecho estar donde estamos, conseguir lo conseguido y crecer lo que hemos crecido. No voy a volver a explicarlo porque ya lo he hecho muchas veces, pero nosotros, a través de genera plusvalías con las compras y las ventas, mantenemos una plantilla muy por encima de nuestro coste. Invertimos en plantilla casi el 100% de los ingresos ordinarios, a veces más. Eso se gestiona consiguiendo plusvalías, que nos hacen atractivos para jugadores que, en otras circunstancias, no podrían venir. En los últimos años solo hemos hecho de ese tipo la venta de Bryan, rechazando ofertas por Koundé y Diego Carlos. Este año teníamos un problema económico y lo decimos con normalidad. Cambiar un poco el modelo nos ha hecho tener una situación no caótica, pero sí algo más complicada, obligándonos a vender a Diego Carlos y Jules. Para mí son magníficas ventas en las circunstancias de la negociación. Por Koundé había más pretendientes en el inicio del mercado que al final, y el que se ha quedado es sobre todo el Chelsea, que en el último mes nos ha tenido ocupados y negociando hasta el punto de que el pasado jueves llegamos a un acuerdo verbal y el jugador también».Pero al final, hubo marcha atrás: «Como esto del fútbol nunca te deja de sorprender, cuando estaba todo cerrado, hubo dudas en el Chelsea, no en la calidad de Jules sino en su ubicación dentro de la plantilla. El fin de semana se paró todo y en ese tira y afloja apareció el Barcelona, que por primera vez y esto es importante, contacta con nosotros el lunes. Ahí están las llamadas y los mensajes de Mateu Alemany. Ellos nos trasladan su interés, nos hacen una oferta inferior a lo que teníamos en mente, pero tras trabajarla con un esfuerzo importante del Barcelona, llegamos a una cantidad que supone nuestra venta más importante, por la cantidad y también por el momento. Tienes que negociar en unas condiciones difíciles porque había que vender y teníamos la espada de Damocles de los dos años de contrato, siendo la tercera vez que le habríamos que no. Ha sido una oferta muy buena y sin pagos a intermediarios, porque nos guste o no, el mercado marca las pautas y dictamina los precios. Las ofertas que hemos tenido hace dos años del City, el año pasado del Chelsea y este año del City y el Barcelona, han sido por la misma cantidad. Somos un club que tiene un modelo de negocio y no podemos obviar que se basa en vender y generar plusvalías. No hay que vender todo y estos dos años decidimos no vender, pero este año creo que hemos vendido con la mejor oferta posible, al club que ha apostado de verdad por él y estoy satisfecho de lo que ha ocurrido. Creo que en un momento difícil, tanto el Comité de Dirección como la Dirección Deportiva hemos encontrado, en un mercado muy parado, con la de Jules entre las cinco más importantes ventas, lo que teníamos que hacer para defender los intereses del club por encima de cualquier otra cosa».»Había que negociar en unas condiciones difíciles porque había que vender»Monchi reiteró el porqué de vender al Barcelona y no al Chelsea: «El jueves por la noche estaba acordada la venta al Chelsea, por unas cantidades aceptadas por todos, pero por situaciones que a veces, por mucho que uno lleve mucho en este mundo, surgen, hubo algún movimiento en el Chelsea que les hizo dudar si necesitaban el perfil de Koundé. Esperaron un poco y esa espera se fue retrasando hasta el punto de que apareció el Barcelona. Luego el Chelsea quiso volver pero la oferta del Barcelona era mejor. Cuando tienes en la mesa dos opciones, juegas con ellas y el jugador estaba satisfecho de ir al Barcelona, con condiciones mejores para nuestro club. La mejor oferta fue la del Barcelona y habrá una Junta de Accionistas donde se podrá explicar todo con detalle».También se le trasladó a Monchi el pensamiento de parte de la afición, que cree que se refuerza a un rival directo: «Entiendo ese comentario. Yo, pensando que para mí el Sevilla es el mejor del mundo, con diferencia sobre el segundo, también tengo que ser coherente. Que nosotros seamos rivales directos del Barcelona queda muy bonito, pero ellos parten con la idea de ganar todo lo que juegan. Nosotros somos ambiciosos, con orgullo y nunca nos escondemos para aspirar a lo máximo, pero estamos en otro escalón. Ellos pueden comprar a un jugador nuestro y a otros jugadores por muchos millones. Yo admito que en nuestro carácter rebelde y ambicioso podamos pensar que somos rivales de los tres de arriba, pero no partimos con los mismos objetivos y al final esto es una SAD. Es verdad que la D tiene mucha fuerza, pero somos una empresa y no podemos pensar en temas emocionales en asuntos tan importantes para la viabilidad del club. No somos diferentes al Villarreal, al Betis, a la Real… pero nos hemos situado en una posición distinta. Hemos crecido porque hemos entrado tres años seguidos en Champions por primera vez, con un título de por medio. Vamos a seguir creciendo y subiendo escalones uno a uno. Ahora queda lo difícil, que es invertir lo que podamos de lo ingresado para mantener el nivel competitivo».»Somos una SAD y la D tiene mucha fuerza, pero no hay temas emocionales en asuntos tan importantes»Y es que tiene claro el isleño que, para crecer, hay que vender: «Mira la plantilla del Sevilla actual. Eso es crecer. Es mejorable, claro, como todas, pero es una plantilla muy competitiva. El año pasado, con todo lo que ocurrió, nos metimos holgadamente en Champions. Es nuestro modelo y no podemos tener otros. Tenemos 200-220 millones, no hay más. Nuestra plantilla cuesta 198 millones, en los que seguro que hay muchos errores de que habla, que se intentan paliar con los activos que tenemos. Yo no soy tonto y no doy nombres por respeto a esos jugadores, pero asumo esos errores y analizo mi trabajo y el de mi gente, que en líneas generales es positivo pero tiene lagunas. Hemos vendido y hemos crecido siempre, porque no hay otro modelo. Los ingresos ordinarios no nos dan para mantener esta plantilla. Utilizamos un modelo que si lo explicas en Harvard te echan a los dos minutos, pero llevamos 17 años así, y más allá de descontentos puntuales, la gente tiene que valorar lo conseguido. Vamos a seguir en esta línea y el día que cambiemos el modelo no podremos conseguir lo que hemos hecho hasta ahora, porque no nos va a llegar».Y tras dos salidas importantes, toca reforzarse: Tenemos ahora el reto importante. Lo más urgente es reforzar dos posiciones que se han quedado un poco cojas, el central y el lateral izquierdo. Trabajamos e intentamos ser lo más eficaces posible con la capacidad limitada que tenemos de inversión, porque no andamos sobrados, pero con esa capacidad y acotándonos a la normativas de LaLiga, traer un central y un lateral izquierdo lo antes posible. Espero que la semana que viene puedan estar ya esas posiciones cubiertas. Hay nombres, acciones más o menos encauzadas y todavía no hay nada cerrado, pero tenemos un buen camino hecho y son jugadores que nos van a permitir mantener el nivel. A partir de ahí veremos qué nos da el límite salarial, la cuenta de pérdidas y ganancias, pero seguiremos trabajando para tener el 31 de agosto la plantilla más competitiva, sabiendo que son dos salidas importantes, pero confío en mi trabajo, en la plantilla y creo que habrá jugadores este año que el año pasado no pudieron aportar tanto. Con los que vengan y el cuerpo técnico, creo que vamos a estar ahí peleando por nuestro objetivo de Champions. Si estoy convencido de un jugador, prefiero esperar y no precipitarme porque la temporada es muy larga. De las gestiones empezadas esperemos que fructifiquen en los próximos días y podamos incorporarlos».»No hay nada cerrado en incorporaciones, pero tenemos un buen camino hecho»Para terminar, explicó el estado físico de Marcao y Rafa Mir: «Marcao tuvo una lesión en los isquios al final de la temporada pasada, con un mes sin entrenar. Se le han elevado las cargas de trabajo, ha protestado el músculo y no es nada grave, pero como no es una cosa urgente, si todo va normal la semana que viene se incorporará con el grupo y el día del Trofeo debería estar para jugar. Es una lesión pequeña, pero no queremos cometer errores del pasado. Igual que Rafa, que va a estar una semana descansando. Son gajes del oficio».

Por David Niebla

Nacido en Sevilla, llevaba toda mi vida soñando con ser Periodista, ahora que puedo decir con orgullo que lo soy, trabajo cada día para ser el mejor de todos. Coordinador de "El Diario Deportes" y Presentador en Onda Corazón Radio Televisión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.