La situación en el Real Betis ya es angustiante. Ahora mismo no se atisba la forma de equilibrar el exceso de masa salarial de la plantilla que tanto penaliza y a la vista está que siete jugadores, muchos de ellos muy importantes, no pudieron ser inscritos para el primer partido de Liga.

El Betis busca soluciones para inscribir a los jugadores que todavía siguen sin ficha. Estos son los recién llegados Luiz Felipe y Luiz Henrique; Willian José, por quien los verdiblancos ya pagaron un fichaje definitivo; y los renovados Guardado, Bravo y Joaquín. Pero no se encuentran soluciones. Sólo con un gran traspaso, vía altamente improbable, y con la activación de una palanca podría aclararse la situación. No es fácil articular ni una cosa ni la otra. 

El ticketing es la vía más probable para lograr ingresos, pero LaLiga le está diciendo al Betis que montar dicha solución manteniendo a todos los futbolistas en plantilla es inviable. ‘El Pelotazo’ también ha apuntado como solución que los accionistas auxilien a la entidad con un préstamo de 15 millones, el importe del límite salarial excedido. Hablamos de cantidades enormes y no es fácil que alguien se retrate de una forma tan contundente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.