Los blanquiazules se estrenaban en su templo. La jornada 2 albergaba un partido con aroma a primera división. Los locales venían de perder en su estreno frente al Burgos, por otro lado los canarios empataron en su casa frente al Real Zaragoza. La ilusión en los aficionados malagueños era máxima con el estreno en la Rosaleda.

Guede, entrenador del Málaga CF, salió con el siguiente once: Manolo Reina; Bustinza, Juande, Burgos, Víctor Olmo; Genaro, Jozabed, Luis Muñoz, Febas; Gallar y Rubén Castro.

García Pimienta, entrenador de la UD Las Palmas, salió con el siguiente once: Valles, Álex Suárez, Coco, Sidnei, Sergi Cardona, Mfulu, Loiodice, Óscar Clemente, Moleiro, Álvaro Jiménez y Marc Cardona.

Un correcalles que calmó Moleiro

Los primeros minutos fueron para los dos equipos, un toma y daca en el que no podías pestañear si no te querías perder nada. Víctor Olmo por parte de los malaguistas y Moleiro para los visitantes tuvieron en sus botas el primer gol del partido. La nota negativa la dejó Esteban, que se fue lesionado a los diez minutos de juego y sustituido por Ramalho.

En la mitad de la primera parte se escuchó el primer susto en la Rosaleda. Álvaro Jiménez, casi cuela el balón a la red de Manolo Reina, pero su tiro se estrelló en la cruceta. El equipo canario seguía creciendo en el partido comandado por un joven Alberto Moleiro que se estaba adueñando del centro del campo.

El talentoso jugador tras una maniobra magnífica dentro del área tuvo en sus botas otra ocasión para adelantar a su equipo, pero de nuevo Reina detuvo el balón. Cuando estaba acabando la primera mitad, en el minuto 43, de nuevo Alberto Moleiro, condujo todo el campo para darle el balón a Marc Cardona que definió abajo de Reina, que se le pasó entre los brazos.

Un Málaga sin argumentos

La segunda parte empezó para los locales como un tiro. Guede parece que les dijo a sus chicos que salieran en trompa y así fue. Gallar y Rubén Castro tuvieron en los diez primeros minutos el empate, pero sus disparos salieron rozando la esquina.

En el minuto 56′, los canarios silenciaron a la Rosaleda tras el segundo gol de Cardona. El delantero tuvo sangre fría para regatear a Reina y ponerla pegada al palo. La intensidad y el ritmo de los locales se vieron parados por el doblete de la referencia de los visitantes. Justo después, Fran Villalba debutaba como jugador blanquiazul.

El Málaga no se levantaba del impacto que le había supuesto el segundo gol en contra. Para ello, en el minuto 70′, el canterano Lorenzo Zúñiga entraba al campo en su debut y con él , Ramón, en otro intento de Guede para iniciar la remontada.

Justamente, en ese mismo minuto, Moleiro dibujó un pase hacia el costado derecho para que Álvaro Jiménez la levantara frente a Reina y pusiera el tercero en el marcador. La gente empezaba a irse del estadio, con veinte minutos por delante.

Los minutos restantes iban a pasar sin pena ni gloria. Aunque a falta de 4 minutos, el exmadridista Marvin Park, corrió por la banda como un guepardo dejando a sus rivales atrás, para definir por debajo de las piernas de Manolo Reina. Con esto se acababa el partido en la Costa del Sol, muchas cosas que mejorar para un equipo al que siguen sin encajarle las piezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.