Las propiedades del fallecido hace tres años sufrieron la ejecución hipotecaria por los impagos.

Aquel 1 de Junio de 2019 además del propio accidente, tuvo fatídicas consecuencias colaterales dado que el ídolo de la afición sevillista, dejaba tras de sí innumerables cuentas pendientes de las que sus familiares más directos no pudieron hacerles frente por los elevados gastos que ello suponían. Son numerosas las propiedades inmobiliarias de José Antonio Reyes que han sufrido la ejecución hipotecaria.

El Juzgado Mixto número 3 de Sanlúcar de Barrameda, ordenó la ejecución hipotecaria de un piso que adquirió en su día Reyes en la localidad gaditana de Chipiona. Un inmueble donde habitualmente su familia solía pasar las vacaciones estivales. El piso, en una segunda planta y de 123 metros cuadrados construidos, salió a subasta, aún abierta. Tiene un valor de 135.000 euros.

A su vez, se llevó a cabo la ejecución hipotecaria un chalé de cuatro plantas y piscina climatizada que José Antonio Reyes compró en Boadilla del Monte, Madrid, cuando el extremo internacional triunfaba en las filas del Atlético de Madrid , la sociedad Salida 2021 SL le reclamaba a los herederos 1,39 millones de euros, más 418.000 en intereses.

Y como no, CaixaBank reclamó el impago hipotecario de casi 360.000 euros, que ascienden a unos 550.000 ya con intereses, correspondientes a casi una veintena de locales comerciales que José Antonio Reyes adquirió en la localidad alfarafeña de Bormujos.

Al no pagar las cuotas su familia, han salido ya a subasta siete de esos locales comerciales en distintos lotes, tasados en 1,72 millones de euros.

Por FRANCISCO JAVIER SERRATO

Director Gerente del Grupo Empresarial Brand Leader Comunicación SLU. Nacido en Sevilla , oficina en calle Antonio Machado local 5 Mairena del Aljarafe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.