betis osasuna

El equipo de Manuel Pellegrini sabe adaptarse y sufrir cuando los partidos no son como prevén. Así lo demostró el Betis, imponiéndose por la mínima a un correoso Osasuna que incómodo durante muchos minutos a los verdiblancos.

Desde el minuto uno el Osasuna dejó claro que no iba a dejar que fuese un partido fácil para el Betis. Los rojillos comenzaron presionando muy arriba e incomodando la salida de balón de los hispalenses. De hecho, las primeras llegadas fueron para los visitantes, con centros al área que no encontraban rematador. El Betis quería dormir el partido para ir llevándolo poco a poco a su terreno, a tener la posesión y a dominar mediante ella. Pero los navarros demostraban ser un equipo muy incómodo y anulaban por completo los intentos de los verdiblancos.

Pero estaban faltando las ocasiones claras, tanto en un área como en otra. Fue en un minuto de locura cuando el melón se abrió. Primero, Moi Gómez casi adelanta al Osasuna, con un disparo que se estrelló en el palo. E inmediatamente después respondió Borja Iglesias, con mas acierto, y marcando un golazo de auténtico delantero. Despertó el Villamarín y, con él, lo hizo el Betis. Los de Pellegrini pudieron irse con mas ventaja al descanso, pero no aprovecharon sus oportunidades.

En la segunda mitad, el Betis arrancó dominando e imponiendo el ritmo lento que tanto había buscado y que claramente le beneficiaba. Con el marcador a favor, le interesaba un partido en el que ocurrieran pocas cosas. Pero Rubén Peña estuvo a punto de echar por tierra ese plan, con un disparo muy claro que no consiguió mandar entre los tres palos. Replicó Fekir poco después, pero con el mismo desenlace. Aun así, el ritmo seguía siendo bajo.

El Betis parecía tenerlo todo controlado, hasta que Pezzella fue demasiado fuerte a un choque, impactando con la planta en Manu Sánchez y viendo la roja directa. Se quedaba con uno menos el equipo verdiblanco, que ahora tendría que resistir el asedio final del Osasuna en busca del empate. Pero por mucho que apretaron los navarros, el Betis logró resistir y colocarse, provisionalmente, como líder en solitario de la liga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.