La jornada 5 enfrentaba el cuadro andaluz de la costa del sol frente al Huesca en el Alcoraz. Los de Guede venían con necesidad de ganar, tras perder tres de los primeros cuatro partidos. Por su parte los locales suman casi los mismos resultados que su rival, aunque sustituyendo un empate por una derrota. Los locales sí han conseguido su victoria en casa y los visitantes la han conseguido fuera. Duelo de dos conjuntos que tienen plantilla para poder pelear el ascenso a la máxima categoría nacional, pese al mal inicio.

Once de la SD Huesca: Andrés Fernández, Andrei, Hashimoto, Blasco, F. Miguel, Timor, Pablo Tomeo, Soko, Marc Mateu, Escriche y Kevin Carlos.

Once del Málaga CF: Manolo Reina, Juanfran, Escassi, Juande, Javi Jiménez, Fran Villalba, N’Diaye, Álex Gallar, A. Febas, Fran Sol y Rubén Castro.

Con buenas sensaciones, pero sin ocasiones

El partido comenzaba con ida y vuelta, sin un dominador claro. Las ocasiones claras todavía tenían que esperar, el respeto entre ambos conjuntos se hacía de notar. Los primeros 20 minutos transcurrían con un control del juego del club malacitano, pero sin ocasiones claras. Los laterales altos y el juego por dentro de Febas y Gallar eran claves en este inicio de partido.

El Huesca se animaba a falta de quince minutos para terminar el primer periodo. Reina sacó una mano arriba para desviar un buen remate de Dani Escriche. Por el lado de los andaluces, Rubén Castro pedía el balón en cada jugada y empezaba a intentarlo cada vez más. En el centro del campo había una batalla en cada duelo y el nuevo fichaje del Málaga CF, N’Diaye, reinaba en todas las partes del terreno de juego.

La intensidad reinaba en los últimos minutos de juego. Sin ninguna ocasión clara, excepto el remate de Escriche, en toda la primera parte. Acercamientos con timidez del equipo malaguista, pero sin ningún problema para los dominios de Andrés Fernández. Con un acercamiento de Febas en el aire se terminaban los primeros 45 minutos.

Sin ideas en ataque y sin contundencia en defensa

La segunda mitad se iniciaba sin cambios por parte de ningún equipo. Después de un inicio un tanto parecido al de la primera parte, los andaluces cogían la batuta y encerraban a los locales en su área. El Cuco Ziganda viendo como transcurría el encuentro, iba a introducir tres cambios. Juan Carlos, Valentín y Sielva entraban por Kevin Carlos, Soko y Kashimoto.

El control seguía siendo visitante y el respetable del Alcoraz empezaba a desesperarse. La asociación entre Fran Sol y Rubén Castro rondaba el gol, mientras Escassi se ganaba la primera amarilla del equipo malaguista tras un agarrón para cortar la contra del Huesca. Juan Carlos iba a sorprender con un disparo lejano y metía el primero del encuentro en el minuto 68. Los cambios hacían su efecto.

La suerte en el conjunto andaluz no estaba de cara, aun jugando bien. Guede tenía que mover fichas, porque el Málaga CF a estas horas sería último en la segunda división. Haitam y Jozabed salían al terreno de juego por un enfadado Álex Gallar y por Fran Villalba. Los cambios tenían que hacer efecto para intentar un partido al que le quedaban veinte minutos.

El canterano entró con ganas en el partidos y en escasos tres minutos tuvo dos ocasiones de peligro tras disparar desde la frontal. El Huesca seguía haciendo cambios para darle aire al equipo y aguantar los tres puntos valiosos que tenía en el casillero. Entraba Kanté por Escriche. N’Diaye por su parte, recibía la amarilla por una falta a destiempo.

Febas era quien inventaba algo para conseguir el empate. Aunque el gol no llegaba y se hacían otros dos cambios más en el equipo malaguista. Guede daba entrada a dos delanteros como Chavarría y Hervías, salían dos defensas como Juande y Juanfran. El Málaga a la desesperada para no conseguir otra derrota en esta campaña.

Por lo contrario, Ziganda metía una defensa de cinco para los últimos cinco minutos. El Málaga lo intentaba a base de centros al área, pero se encontraba con una muralla que rechazaba todo balón que llegaba a sus inmediaciones. El último intento de Guede era dar entrada a Víctor Olmo por Javi Jiménez. Con tres delanteros centros arriba, la instrucción era clara, centros y más centros al área.

El minuto 90 llegaba y solo quedaba el descuento para que la cuarta derrota en cinco partidos no llegara a consumirse. El partido se iba hasta el noventa y cinco. Los minutos pasaban y el equipo andaluz no creaba peligro, pese a la artillería que tenía en el campo. El partido terminaba así y el Málaga CF suma 3 puntos de 15 posibles. Guede queda muy tocado y el club andaluz no sale de su malísima tendencia en esta campaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.