almería rayo

Tras cuatro jornadas sin ganar y sin marcar, hoy se rompió la mala racha a lo grande. El Almería se reencontró con la victoria y el gol después de ganar al Rayo Vallecano por 3-1. Los almerienses aprovecharon dos errores de los visitantes para ponerse por delante y, a partir de ahí, controlaron el partido siendo superiores.

La idea inicial del Almería era dar el balón al Rayo y contragolpear, como ya se ha visto en partidos anteriores. Pero los almerienses se encontraron con un gol muy tempranero tras un regalo de Diego López que aprovechó Robertone. El Rayo intentó responder rápido, pero los andaluces veían que podían hacer mas daño y volvieron a aprovechar otro error para hacer el segundo. Cissé perdió la marca de Babic y el central serbio mandó el balón al fondo de la portería.

El Almería olía sangre, ante un conjunto rayista que estaba totalmente decaído tras haber arrancado bien pero haber encajado dos goles por culpa de dos errores. Los almerienses iban con todo a por el tercero, y tras varias llegadas, acabaron haciéndolo. Esta vez el autor fue El Bilal, que remató un balón peinado por Melero. El asedio indálico pudo incluso acabar en el cuarto gol del partido antes del descanso.

Con un 3-0 a favor, el Almería afrontaba con tranquilidad la segunda mitad. El Rayo quiso sorprender de inicio, pero los locales no tardaron en apaciguar ese ímpetu y controlar el partido de nuevo. De hecho, hubo mas interrupciones que ocasiones, lo cual beneficiaba al Almería, que controlaba el tempo a la perfección y no sufría en absoluto.

Casi de la nada, el Rayo puso el 3-1 con un remate de Catena, cuando faltaban algo menos de diez minutos para el final. El Almería no se puso nervioso y volvió a enfriar el partido de inmediato para evitar que los madrileños se metieran de nuevo en el partido. De esa forma los de Rubi sellaban la victoria sin sufrir mas de la cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *