27 febrero, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

Este Sevilla no le gana a nadie

Cita importantísima la que tenía el Sevilla FC en la tarde de hoy ante el Villarreal, y así lo hacía saber las 33.898 almas reunidas en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán. La victoria en Nervión ya es una obligación pero, tal y como está siendo la temporada, los tres puntos de hoy se antojaban claves para que el equipo no se terminase de caer y el puesto de Diego Alonso corriera peligro de cara a la Junta General de Accionistas de mañana.

El inicio del choque tuvo un claro color amarillo, pues los de Marcelino García Toral gozaron de más posesión en el inicio del choque y el conjunto local no era capaz de robar en campo contrario y hacerse dueño y señor del esférico. Salían un poquito de la cueva los hispalenses aunque, llegados al minuto 10 de partido, el Villarreal se mostraba mucho más cómodo con el balón y, en algunas transiciones, estaba encontrando huecos en un Sevilla que estaba jugando con un centro del campo muy alto en relación a la altura de la defensa.

Aunque en el partido no estaba pasando nada significativo en cuanto a ocasiones se refiere, lo que estaba dejando muy claro el encuentro es el nerviosismo del equipo local y un desorden en la presión y colocación del equipo que hacían que, cada vez que se robaba un balón, este fuera de nuevo a un jugador amarillo. Bastaron 20 minutos para que la afición empezara a entonar canticos contra la Directiva del club, ya que en el césped estaban pasando pocas cosas dignas de disfrutar para el aficionado.

No veríamos la primera ocasión de los locales hasta el minuto 29 de partido, donde Ocampos remataría fuera un centro con música de Lukebakio, aunque algo bombeado, para suerte del Villarreal. Un minuto después, tras una recuperación de Nianzou que lo erigía como el mejor jugador de partido, Sow agarraría un balón en la frontal que se estrellaría en un jugador de los castellonenses. Se empezaba a animar un poquito el partido y llegaría el primer remate a portería de los rojiblancos, un centro de Acuña que En-Nesyri llegaría a rozar con la punta de la bota, obligando al meta visitante a actuar con una buena parada por bajo.

Cumplidos los primeros 45 minutos, el colegiado decidió añadir tres mas para que alguno de los equipos decidiera a adelantarse en el marcador. Lo más productivo que sacaría el Sevilla del alargue sería la primera tarjeta amarilla del partido, la cuál sería para Sow por cometer falta sobre Gerard Moreno. Mientras, de camino al túnel de vestuarios volvió a sonar el cantico de Directiva dimisión por parte de la grada.

Daba comienzo la segunda parte con una novedad en el conjunto local, donde Acuña cedía su sitio a Pedrosa en el carril zurdo. Al poco de iniciar el partido la tendría el Villarreal, gracias a un remate de Baena que Dmitrovic podría sacar con el pecho. Justo alcanzado el minuto 50 de encuentro tendría el Sevilla la más clara del partido, con Lukebakio rematando por encima del larguero teniendo toda la portería para el solo.

Sesenta minutos marcaba el marcador del Sánchez Pizjuán y el resultado seguía en tablas, mientras los hispalenses lo intentaban de todas las maneras, los amarillos continuaban buscándoles las cosquillas en las contras, haciendo uso de pases rápidos que desarmaran la presión alta de los hispalenses. Lo seguirían intentando los visitantes, teniendo una ocasión bastante buena de Alex Baena que Dmitrovic se encargaría de atajar con el pie.

Marcado el minuto 72, el Sevilla haría su segundo cambio. saliendo Kike Salas por el jugador del partido Tanguy Nianzou. Le saldría bien la jugada a Diego Alonso, pues en el minuto 75 llegaría un centro lateral desde la izquierda que Kike Salas, a lo marco Marco Van Basten, mandaría al fondo de la red de un cabezazo inapelable. No le duraría mucho la alegría al sevillismo pues, un minuto después, Morales empataría el partido en un error defensivo de los nervionenses que. pese al empate, no dejaron de recibir el calor de su grada.

No estaba consiguiendo el conjunto local imponer su juego, mientras que el Villarreal seguía merodeando el área rojiblanca y manteniendo la calma en sus posesiones. Se cumplían los 90 minutos reglamentarios y el colegiado decidió añadir 5 de alargue para terminar de definir un encuentro que estaba en empate a uno. La última sustitución del partido sería la de Fernando quién, con un golpe en el pecho, dejaría su sitio a Oliver Torres.

Cuando parecía que la cosa se quedaría en empate, Ben Bereton se vistió de Maradona para dejar en el suelo a Kike Salas y batir a Dmitrovic en los últimos instantes del choque, para el cabreo monumental de la grada sevillista. La situación se caldeaba aún más, pues el VAR avisaba al colegiado de que tenía que ir a revisar la jugada. Por suerte para los locales, tras la revisión el arbitro apreció falta y el resultado permaneció como estaba.

Finalizaba el partido en el Sánchez Pizjuán y volvía a sonar el Directiva dimisión. Punto intrascendente para un Sevilla que sigue sin ganar y al que, si la cosa no cambia radicalmente, veremos con nuevo entrenador dentro de poco.