20 mayo, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

Crónica Sevilla FC 2-1 Real Mallorca: Suso marca el camino del derbi

El Sevilla FC celebra el gol anotado por Romero que pone el 2-0 en el marcador. | Fuente: X (@laliga)

El gaditano, que entró como suplente, fue quien le cambió la cara al equipo con su juego

La jornada 32 de La Liga ha cerrado con el Sevilla-Mallorca, saldado con un 2-1, en un partido en el que en su mayor parte se ha impuesto el balón largo, con poca fluidez en el juego, y que parecía más bien un partido de tenis que de fútbol. El balón iba de un campo a otro a base de puntapiés, con un Mallorca que, como de costumbre, estaba cerrado y junto, difícil de romperle entre líneas, esperando el fallo del rival para poder hacer sangre, mientras que el Sevilla se ha dejado llevar por los bermellones, que llevaron el partido a su terreno. Mientras un equipo dejaba clara su seña de identidad sobre el césped, el otro se contagiaba de su contrincante.

La primera parte, muy cómoda para el Mallorca

El encuentro comenzó con una ocasión a los 20 segundos. Un balón largo del Mallorca que Gudelj no pudo despejar con comodidad, dejando un balón muerto en la frontal del área. Los bermellones se llevaron la segunda jugada y pudieron acabarla, pero sin poder materializar el gol. Tras esta ocasión, la primera mitad ha sido una sucesión interminable de balones largos sin sentido alguno, en la que no ha habido nada interesante más allá de un disparo Muriqi sacado en línea de gol tras un robo en campo contrario; y de un mano a mano que falló Romero en uno de los pequeños momentos de lucidez que tuvo el Sevilla, que aprovechó que la defensa estaba adelantada para lanzar un desmarque exquisito con el que recibiría el balón solo con el portero.

Suso, la clave para desatascar el partido

Tal ha sido la nula fluidez en el juego y escasez de ocasiones, que el primer córner llegó en el minuto 38, por lo que Quique Sánchez Flores decidió mover piezas en el banquillo, retirando a Agoumé para darle entrada a Suso y que aportase un poco de creatividad y dinamismo en ataque, ya que los andaluces no eran capaces de profundizar ni romper líneas, ni a base de individualidades ni de asociaciones.

Cambio que le sentó de maravilla a los de Quique, ya que con su entrada, el equipo comenzó a jugar a algo diferente. Cada balón que tocaba el gaditano generaba sensación de peligro, hasta que en el minuto 62 nació de sus botas el centro que acabaría en gol de En-Nesyri.

Tras el tanto del marroquí, el partido se puso patas arriba. El Mallorca comenzó a ser más incisivo en la presión, lo que creó una serie de desajustes en su esquema que los nervionenses pudieron aprovechar para poner el 2-0 en el marcador, obra de Isaac Romero, el en su cuenta particular, al culminar un contraataque cuando los rojillos estaban volcados en ataque.

El 2º gol, finalmente, fue el detonante para que el Mallorca se rompiera por completo y el partido pasase a ser dominado con total solvencia por el conjunto local, al margen del gol de la consolación por parte de los baleares en el tiempo de descuento.

Una victoria que resulta crucial ya que llega con la moral por las nubes, y que con ella supera en la clasificación a la UD Las Palmas, equipo al que le ha recortado 14 puntos en cuestión de mes y medio.