24 abril, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

Las jugadas a balón parado hunden al Almería por enésima ocasión

La temporada de la UD Almería está siendo catastrófica. En esta ocasión, la Real Sociedad resolvió un encuentro que tenía contra las cuerdas mediante el balón parado. Dos córner con dos prolongaciones y un nuevo penalti en contra ajusticiaron a un Almería que flaquea en todos los aspectos del juego. Los tantos de Oyarzabal, Carlos Fernández y Zubimendi (1-3) dejan moribundo a un Almería que no da señales de vida.

La presión alta que Garitano quería plasmar en sus jugadores duró dos minutos, que fue el tiempo que necesitaron los donostiarras para mandar el primer aviso, que Oyarzabal tuvo en sus botas. La presión adelantada sólo funciona cuando el equipo actúa en bloque, pero Sadiq, con la motivación de hacer un buen papel ante el que fue su público, estrellaba en la cepa del poste derecho de Maximiano su remate tras regatear a Chumi, Robertone y Édgar. Imanol, que revolucionó el once pensando en darle descanso a estandartes como Mikel Merino o Take Kubo, mantuvo la posesión, pero sin concretar ocasiones claras.

Tras la presión inicial, la escuadra almeriense entró en los primeros minutos de nerviosismo e impaciencia que los jugadores trasladaron a la grada. Los visitantes, conscientes de ello, explotaron sus bandas ante la explosividad de Oyarzabal y Barrenetxea, y casi da sus frutos cuando una de las varias internadas de Traoré acabó con el remate claro de Sadiq en el que Mendes tapó el gol que pudo desnivelar el equilibrio.

Con los txuriurdin buscando al delantero nigeriano, la táctica almeriense, basada en transiciones rápidas, mandó el primer aviso a Remiro cuando Édgar cabeceó arriba, mientras que un errático Embarba probaba fortuna desde el balón parado. Poco más que destacar del cuadro local, quien supo resistir en campo propio el dominio de todo un equipo champions. Alguacil, descontento con el marcador, quitó a Sadiq y Barrene para dinamitar el encuentro con la entrada de Take Kubo y Mikel Merino. Fue en los primeros instantes donde los rojiblancos consiguieron agazapar a sus rivales con tres saques desde la esquina que no encontraron rematador.

El balón parado también decide

El minuto 59 marcó el devenir del encuentro. Aihen la cuelga, prolonga Oyarzabal y Turrientes manda el balón a la red tras rebotar en su brazo. Ortiz Arias llamó a Díaz de Mera al VAR para anular el tanto del mediocentro después de marcar el que era su primer tanto liguero con el brazo. Pero la superioridad visitante se plasmó cuando Oyarzabal empujó en el segundo palo el remate de Elustondo para prolongar la sangría de goles encajados en jugadas a balón parado.

El Almería, herido pero con coraje, insistió con los balones al hueco para explotar la velocidad de Ramazani, quien vio puerta tras cruzar el mano a mano ante Remiro, pero que se encontraba en posición antirreglamentaria. Garitano, que intercambió en varias ocasiones las posiciones de Embarba y Ramazani, insistió metiendo al belga en punta de lanza y Baptistao al extremo derecho. Esa modificación táctica se antojó vital cuando el belga puso a prueba a Remiro, quien rechazó el remate para que Arribas empujase el tanto del empate.

La mala suerte volvió a cebarse con los locales cuando Lopy peinó un centro que terminó impactando en la mano de Akieme, en el minuto 89. VAR y penalti para que Carlos Fernández ajusticiase a un equipo inmerso en una mala racha de juego, resultados y fortuna. Zubimendi sentenció en el descuento con otro testarazo para hundir al equipo de Garitano en vísperas del parón internacional.