20 mayo, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

CRÓNICA U.D. Las Palmas 2-2 Real Betis: Europa tendrá que esperar

El Real Betis Balompié visitó Gran Canaria con la posibilidad de sellar matemáticamente su presencia en competiciones europeas la próxima temporada, aunque enfrente, tenía a una UD Las Palmas muy nerviosa, pues aunque fueron la revelación de la primera vuelta, ahora coquetean con el descenso.

Un Betis superado y con muy mala fortuna

La primera mitad de los verdiblancos no fue buena. Sin ningún tipo de dudas, los visitantes fueron de menos a más, que veían como con el paso de los minutos, los canarios apretaban, negados a un posible descenso. Aunque las primeras ocasiones fueron amarillas, fue el Betis el que abrió la lata tras una gran jugada de Abde, que fue de lo mejor del equipo. El marroquí, que ganó metros tras un gran balón a la espalda de Chadi Riad, consiguió llegar a línea de fondo para terminar centrando y encontrando la pierna de Mármol, que acabó anotando en propia meta.

A partir de ahí el Betis fue a menos. Justo antes del gol, Guido Rodríguez tuvo que ser sustituido por Jhony Cardoso por lesión, pero es que en el minuto 39, también tuvo que salir Isco tras recibir un fuerte golpe que, sorprendentemente, para Iglesias Villanueva fue falta del malagueño.

Y con las lesiones y Las Palmas lanzada, finalmente llegó el tanto del empate. Fue Suárez el que, en el 27, consiguió batir a Rui Silva para darle alas a los suyos, que ni mucho menos querían prolongar su mala racha. Y con las tablas finalizó la primera mitad. Unos 45 minutos muy pobres de los verdiblancos, que necesitaban reajustar muchas cosas para cambiar el guión del partido.

Polémica y correcalles en la segunda mitad

En el arranque de la segunda mitad, Manuel Pellegrini tuvo que volver a mover el banquillo. Aitor Ruibal, que fue totalmente superado por Sandro, dejó su puesto a Héctor Bellerín, que arrancó muy enchufado y contundente. Pero la realidad es que lo que vimos fue algo muy parecido a lo de la primera parte.

El Betis empezó algo mejor, con más ganas y más temple. Sólo tres minutos tardó el equipo en volver a adelantarse tras un gran centro de Abner que Ayoze, enrachado, consiguió conectar para poner el segundo. Aunque a la postre, esto sólo sirvió para que Las Palmas volviera a sentirse protagonista. Y fue tal que los siguientes 20 minutos fueron de total control canario, un monólogo. Y como era de esperar, otra vez volvieron a empatar. En esta ocasión, fue Loiodice el que filtró un balón precioso para que Moleiro, sólo y a placer, pusiera el 2-2. ¿Qué provocó el empate? Un correcalles.

Independientemente de los cambios de unos y otros, el encuentro era de una ida y vuelta constante. Sin embargo, tras una falta en la frontal a favor de los verdiblancos, se sirvió una nueva polémica, que terminó perjudicando considerablemente al Betis. Tras disparar a puerta Fekir, el balón chocó en el puño de un defensor, desviando la trayectoria del esférico. Desde el VAR, instaron a Iglesias Villanueva a revisar la jugada, pero tras chequear la pantalla, el colegiado dijo que no veía nada. Una situación que muy pocas veces se ve, pero que a ningún bético sorprende tratándose de este árbitro.

Finalmente, Abde en favor del Real Betis y Moleiro para Las Palmas, pudieron firmar la que hubiera sido la victoria de sus respectivos equipos, pero fue el empate a dos el que imperó. Con todo esto, los verdiblancos tendrán que estar atentos a lo que hagan Real Sociedad y Valencia. Y es que en caso de victoria donostiarra, estos volverían a recuperar la sexta plaza. Por lo que el partido de este domingo, entre ambos equipos, será una final de altos vuelos.