23 mayo, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

La crónica: FC Barcelona 1 – 0 Sevilla FC. La fé del Sevilla no basta para romper la racha

El conjunto de José Luís Mendilibar llegaba a Barcelona con la idea de romper la maldición de más de 20 años sin ganarle al FC Barcelona. Para acometer tal tarea el técnico de Zaldívar dispuso para este partido un once compuesto por Nyland en portería, una línea de cuatro para el joven Juanlu y Pedrosa por los carriles, en la parte central de la zaga salieron Sergio Ramos y el francés Loic Badé, en la medular uno de los habituales como Djibril Sow era acompañado por Joan Jordan y el croata Iván Rakitic, finalmente en la zona ofensiva el conjunto hispalense salía con Lucas Ocampos, Erik Lamela y la revelación de este inicio de liga, Dodi Lukebakio, en punta.

El partido comenzó con un Barcelona vertiginoso que, antes del primer minuto ya había tenido su primera ocasión. Los de Xavi se sintieron respaldados por su público y, durante los primeros 15 minutos, se sintieron claros dominadores del juego y de las ocasiones. Tras un primer cuarto de hora un poco plano de los rojiblancos, Rakitic se sacó un zapatazo inapelable que Ter Stegen se vio obligado a rechazar fuera del área culé. La ocasión más clara en la primera parte la tendría el portugués Joao Félix, el cual estrellaría un potente disparo en el larguero de la meta sevillista.

Próximo al minuto 30 de la primera mitad, Lucas Ocampos se quedaba solo en el área pequeña del Barcelona tras una gran jugada de los sevillistas por el costado derecho. El de Quilmes golpeó con todas sus fuerzas pero sin fortuna, ya que estrelló el balón en Gavi. La siguiente ocasión seria para Lukebakio, quién con un potente zurdazo puso de nuevo a prueba al meta alemán del conjunto blaugrana. Cuando más entretenido estaba el duelo el brasileño Raphinha, que estaba siendo un dolor de cabeza, sintió una molestia y tuvo que ser sustituido por el joven canterano Fermín López en el minuto 36.

Al poco de entrar el canterano ya tuvo una clara ocasión de gol, aunque remató sin fuerza y Nyland pudo atajar sin problemas. En la última jugada de la primera parte los de Mendilibar volvieron a dar un susto a los locales tras un centro de Rakitic que Lukebakio no logró rematar por poco.

Tras el paso por los vestuarios ambos equipos salieron como empezaron el primer tiempo, a comerse a su rival, tras una ocasión de Christensen en el 47, el Sevilla respondería con una nueva oportunidad de un Lukebakio que, en esta ocasión, mandaría el esférico arriba. Alcanzado el minuto 50 los visitantes sumaron dos tarjetas amarillas casi seguidas, una para Juanlu y otra para Lamela. Cinco minutos después el guardameta noruego del Sevilla hizo una parada importante a remate de Lewandowski para salvar a su equipo.

El conjunto catalán apretaba cada vez más pero fue de nuevo Lukebakio quién volvería a tenerla en el minuto 61 con un remate de chilena que se fue por encima de la portería contraria. Mientras el Barcelona acometía una y otra vez contra la portería del Sevilla, Mendilibar decidió darle entrada a Fernando en sustitución de Sow en el minuto 65. Entre ataque y ataque de los locales, Rakitic tuvo su oportunidad, mandando un balón al lateral de la red en el minuto 73, tras un pase de Lamela. Un minuto después llegaron dos cambios más, salían Mariano y Acuña y se retiraban Lamela y un muy participativo Lukebakio.

La mala suerte para los sevillistas llegaría en una jugada lateral donde Lamine Yamal pondría el balón atrás en el área pequeña y Sergio Ramos remataría el balón involuntariamente para poner por delante al Barcelona. Los de la capital hispalense intentarían empatar el partido a como diera lugar y, para ello, desde el banquillo salían Suso y Navas para sustituir a Pedrosa y a Juanlu en el minuto 82. La idea con Navas era clara, buscar los centros laterales, y casi sale bien, porque el de Los Palacios puso un balón en el área que el ex sevillista Kounde se vio obligado a despejar.

Con los nervios a flor de piel y un correcalles entre ambos equipos, Badé vio la tarjeta amarilla por frenar la contra del Barcelona en el minuto 89. Llegado el noventa el cuarto arbitro avisaba que le quedaban 5 minutos al encuentro y, aunque el Sevilla lo siguió intentando hasta el final, los de Mendilibar no lograron empatar la contienda.

Otra temporada más el Sevilla vuelve a perder contra el Barcelona jugando como visitante aunque, en esta ocasión, no se le puede poner un pero al desempeño de los hispalenses, ya que dejaron todo en el campo y tuvieron bien atado al vigente campeón de liga. Aunque no se ha logrado puntuar, siguen las buenas sensaciones en un Sevilla que va en línea ascendente.