23 mayo, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

La crónica: Sevilla FC 2 – 2 Rayo Vallecano FC. Empate a base de coraje

El Sevilla FC se media en la noche de hoy al Rayo Vallecano con la clara necesidad de empezar a sumar de tres en tres para salir de la zona baja de la tabla y empezar a mirar a Europa, todo ello con el apoyo de 35.817 almas rojiblancas. Los de Mendilibar salieron con la clara idea de ser los dominadores del encuentro desde el comienzo y, pese a no contar con ocasiones muy claras durante el primer cuarto de hora, los nervionenses estaban siendo mejores que los rayistas. No fue hasta el minuto 18 que llegaría la primera ocasión clara del Sevilla que, en las botas del canterano Juanlu, tuvo la oportunidad de ponerse por delante con un disparo escorado que despejó a saque de esquina el meta visitante.

En el minuto 21, y para amargura de los locales, se adelantaría el Rayo Vallecano tras un remate de cabeza que se estrellaría en el poste y le caería a Oscar Valentín, quién anotaría el primero para el Rayo. Cuando el Sevilla intentaba espabilarse de la bofetada visitante y más arriba se encontraba, el Rayo volvía a robar un balón en campo contrario y Álvaro García, que de clase va sobrado, se situaba ante Nyland para levantarle el balón por encima, dejando una vaselina de bella factura, para volver a ampliar diferencias en el marcador, con tan solo 26 minutos jugados.

Intentaría desperezarse un Sevilla que, con el sonar de los pitos y abucheos desde la grada, tendría una ocasión a balón parado, donde Badé remataría mansamente a las manos del guardameta visitante. Volvería a tenerla el club nervionense en una clara ocasión que Gudelj no llega a rematar tras un gran centro desde la banda y una mejor prolongación al segundo palo, donde se protestó un posible agarrón al central serbio.

Ya llegados al minuto 35, el Sevilla recibiría la primera tarjeta del partido, obtenida por un Gudelj que en el salto a un balón dividido en campo propio golpeaba con el codo en el rostro de un jugador del Rayo. Un minuto después Mendilibar optaría por agitar el avispero y daría entrada a Rakitic por Fernando, quién al salir no le daría la mano al míster, mostrando señas de estar molesto.

Cerrada a cal y canto, así se encontraba el área del Rayo Vallecano, sumado a un Sevilla muy fallón y muy lento en las transiciones y los pases laterales, llegando a contar con pérdidas propias de la falta de concentración. Tras llegar al 45 el colegiado vio necesario dar 5 minutos más a un partido que se parecía mas a una pesadilla que a un encuentro de fútbol para los locales. Lo más productivo que sacaron los rojiblancos del alargue fue una tarejta amarilla para Sow tras golpear a un futbolista del Rayo en una disputa de balón, sumando la segunda tarjeta para los de casa.

Los locales acabarían la primera parte con un gran zurdazo de Acuña que despejaría a córner el portero del rayo Vallecano quién, durante el primer tiempo tuvo poco trabajo, al menos peligroso. Se marchaban los sevillistas a la bocana de vestuarios con un 0 a 2 en contra y con pitos por parte de la afición.

Tras la reanudación, Mendilibar introducía dos piezas nuevas a la partida, entraban Pedrosa y Ocampos por Acuña y Oliver Torres. Salió el Sevilla a buscar al Rayo y, en el minuto 47, la tuvo En-Nesyri de cabeza tras un centro de Juanlu precedido de jugada maestra del canterano por la banda. Llegado el minuto 50 y tras una jugada embarullada en la frontal del área, Sow agarraría la pelota en la corona del área para lanzar un misil imparable para el meta rayista y recortar diferencias poniendo el 1 a 2 en el marcador y desatando la locura en la grada del Ramón Sánchez Pizjuán.

La mejoría del Sevilla fue muy notoria, no solo por el gol, sino por la presión alta que estaba realizando y que obligaba al Rayo a encerrarse en su campo. Se sucedían las ocasiones para un Sevilla que buscaba y buscaba el tanto de la igualada animado por Ramón Sánchez Pizjuán que era una caldera. Ya en el minuto 61 la volvería a tener el conjunto local por dos veces, la primera con un zapatazo de Lukebakio desde la frontal, que el guardameta despejaría a saque de esquina, y posteriormente Juanlu, que mandaría el balón por encima de la meta visitante.

Entre ataque y ataque otro jugador del Sevilla vería la tarjeta amarilla, en este caso Suso que, tras un balón dividido, golpearía al jugador contrario y se llevaría la tercera tarjeta amarilla de su equipo en 67 minutos. En plena ebullición del conjunto hispalense, Mendilibar daría entrada a un Jesús Navas que entraría en el minuto 77 por un Juanlu que, tras una mala primera parte, se marchó ovacionado y aplaudido por el respetable. Llegado el minuto 80 el Sevilla haría la última sustitución, la cual sería la de un Suso, que marchándose entre pitos, cedía su sitio a Rafa Mir.

Día de amonestaciones en el Sánchez Pizjuán, Jesús Navas, que había entrado hace escasos 6 minutos, era amonestado con una tarjeta amarilla tras cortar una contra visitante y ampliaba la lista de tarjetas a 4. Desfilaba poco a poco el público sevillista mientras su equipo peleaba a capa y espada con un Rayo que se defendía como gato panza arriba. Tras llegar al 90 el colegiado decidió añadir 6 minutos a un partido que ha tenido una mitad para cada equipo . La tendría en los minutos finales un Rafa Mir que, completamente solo, mandaba el balón lejos de la portería visitante con un remate donde lo más difícil era mandar el balón fuera.

Cuando todo parecía perdido para el Sevilla y tras un gran centro desde la esquina, En-Nesyri se elevaba sobre todos para cabecear un balón preciso que se colaría en la meta visitante y supondría el empate para el Sevilla.

Empate que sabe a poco pese a la gran remontada, todo ello envuelto por gritos contra la directiva por parte de la afición.