29 mayo, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

Empate con polémica en Balaídos

Salía el Sevilla FC en la tarde de hoy con la intención de lograr los primeros tres puntos en liga desde que Diego Alonso es entrenador de los hispalenses. Los sevillistas se vestían de rojo para llevarse los tres puntos ante un Celta de Vigo que también necesitaba sumar victorias cuanto antes.

Primeros minutos de tanteo entre Celta y Sevilla, donde los de Nervión estaban siendo mas sólidos en su juego, buscando dominar con balón en el inicio del choque e intentando encerrar a los vigueses en su campo. Tras 10 minutos de encuentro no contábamos con ocasiones para ninguno de los dos equipos pero, como pasó desde el saque inicial, se vio más seguro a un Sevilla que salía mucho más concentrado que en el partido ante el Cádiz.

Llegábamos al minuto 12 y, tras un error inesperado de Soumaré, el Celta tendría la primera ocasión tras una vaselina que se iba alta del delantero Strand Larssen. Avisado quedaba el conjunto andaluz que, en caso de dormirse un solo segundo, el conjunto gallego podría hacerle sangre. Seguían ambos equipos buscando puntos débiles y, de nuevo, los locales buscaron sorprender y, gracias a un centro de Mingueza que se envenena con el viento y obligaba a Nyland a meter la mano y sacar un balón que se colaba.

Justo en la siguiente jugada volvía a tenerla el Celta ante un Sevilla que defendía horrible un centro lateral de Aspas, donde Badé no alcanzaba la bola, quizás gracias al viento, y Starfelt marcaba el 1 a 0 en el minuto 22. Quería reponerse el conjunto rojiblanco y Acuña, un minuto después, ponía un balón con música a Ocampos que, con un cabezazo, hacía que Guaita tuviese que esforzarse.

28 minutos tendrían que pasar para que viéramos la primera tarjeta del partido, sería amarilla para Soumaré por asestarle un golpe en la cara con el codo a Iago Aspas. La primera parte tenía un denominador común y era el viento, el cuál estaba ralentizando el juego y se hacía notar en los centros laterales, especialmente en el campo del Sevilla. Tendríamos que esperar hasta el minuto 44 para ver la primera tarjeta para el Celta, sería para Tapia por una entrada agresiva a Soumaré, aunque justo en esa misma Rakitic se llevaría otra amarilla por protestarle al colegiado.

Tres minutos de añadido daba el árbitro del partido llegados al minuto 45, añadido que se estrenaría con una falta en el borde del área donde Gudelj la enganchó con potencia y Guita despejó lo más lejos que pudo. Final de la primera parte con el 1 a 0 del Celta, derrota momentánea de los sevillistas al descanso.

Salían del túnel de vestuarios los dos equipos y los cambios solo eran por parte sevillista, saliendo Lukebakio por Sow y Pedrosa por Acuña. Poca contundencia en los primeros minutos de la segunda mitad por parte de los visitantes, que seguían con la poca concentración y contundencia con la que acabaron el primer tiempo.

Tendría la primera del segundo tiempo el Sevilla en el minuto 53, centro lateral de Navas y nuevo cabezazo de Ocampos que, hasta el momento, tenía la pólvora mojada. Empezaba a combinar un poco más el equipo de Diego Alonso, pero no se representaba en ninguna ocasión clara a portería.

No parecía ser el día del Sevilla, aunque la situación cambiaría un poco en el minuto 65, donde Oliver Torres recibiría otra amarilla para los suyos y Renato Tapia le haría un regalito al Sevilla, entrando a destiempo sobre Lukebakio y llevándose su segunda amarilla, dejando al Celta con uno menos, con más de 25 minutos por jugarse.

Buscaba el equipo visitante volcar el juego hacía la portería celeste y lo haría introduciendo dos cambios, que serían Suso y En-Nesyri, sustituyendo a Oliver Torres y Mariano, que no tuvo su día. Cuanto más incrustado estaba el Celta en campo propio, los de Rafa Benítez se plantaron en terreno contrario tuvieron, en el minuto 72, tres ocasiones casi consecutivas que Nyland despejó de forma muy acertada.

Tardaban en llegar las ocasiones de los sevillistas que, en el minuto 79, tendrían una nueva ocasión con En-Nesyri cabeceando al larguero tras un centro de Rakitic. Un minuto después, el Celta le volvería a ganar la espalda al Sevilla y Carles Pérez forzaría una amarilla para Gudelj, la cuál sería la cuarta para los nervionenses.

Tras mucho remar nos plantábamos en el minuto 84, donde Navas colgaba un balón al área rival y que la defensa celeste no despejaba correctamente, fallo que aprovecho En-Nesyri para marcar el empate a 1 y motivar a su equipo en los últimos minutos. Sería de nuevo protagonista el marroquí en el minuto 89, ya que se llevaría una nueva amarilla para su equipo por un golpe con el codo a un jugador local.

Cumplidos los 90 minutos el colegiado daba un alargue al partido de 6 minutos y el Sevilla buscaba su primera victoria como visitante en esta liga. Un minuto después del añadido la tendría Rakitic con un zapatazo desde la frontal que le bota antes de rematar y se marcha alto. Seguía perdonando el conjunto visitante y esta vez sería Pedrosa, quién no llegaría a rematar bien un centro de Suso al segundo palo.

Cumplido el minuto 96 el colegiado señalaba un penalti más que dudoso en el que Navas recibiría la tarjeta amarilla por agarrar al delantero del Celta. Tan dudosa era la jugada que desde el VAR llamaban al colegiado para que revisara la jugada, mientras los jugadores del Celta buscaban calentar al público. Tras la revisión el árbitro decidía que no era penalti y pitaba el final del partido con todos los jugadores locales protestando.