29 mayo, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

Cinco golpes del Girona retratan las carencias del Almería

Nuevo partido, misma realidad. Ni siquiera las buenas sensaciones en los entrenamientos tras la llegada de Garitano han ayudado a evitar una nueva derrota ni una nueva goleada. La UD Almería, que vencía 0-2, vio como seis minutos de acierto del Girona eran más que suficientes para voltear el marcador y retratar por enésima vez el nulo nivel defensivo que arrastra el club desde el comienzo de la temporada, en un partido que finalizó con un contundente marcador (5-2). Gaizka Garitano se enfrenta a un reto muy importante en su primera etapa como entrenador rojiblanco.

Los Girona – Almería o los Almería – Girona siempre aseguran goles. La pasada temporada, ambos equipos firmaron 13 goles en los dos partidos, aunque la mayoría favorecieron al equipo de Michel tras la goleada que los andaluces sufrieron en tierras gerundenses. En el partido de hoy, la tradición se mantuvo. Ni dos minutos tardó Leo Baptistao en sorprender a la zaga local y a Gazzaniga, quien introdujo el esférico en su portería al intentar atajar el potente centro del brasileño. Toda una declaración de intenciones de Garitano, cuyo efecto se fue diluyendo con el paso de los minutos, a pesar de que sus jugadores duplicasen la ventaja con otro tanto de Baptistao, quien empujó el rechace del meta local tras la transición de Embarba.

El primer once de Garitano no dejó incrédulo a nadie. El técnico derrochó personalidad al hacer cambios en la portería y sentar a Maximiano por Fernando Martínez, Centelles en el lateral izquierdo para suplir al lesionado Sergio Akieme, Kaiky en el eje central acompañando a Montes, la vuelta de Robertone tras lesión y Baptistao en punta de lanza, con un 4-3-3 en fase ofensiva y un 4-4-2 a la hora de recuperar el esférico.

Lo que para muchos equipos es una ventaja, para este Almería es un suplicio. Previo al segundo tanto, el Girona ya había avisado con un tanto anulado de Iván Martín, y es que la defensa almeriense sigue siendo invisible, especialmente en los centros laterales. Fernando, quien estrenaba titularidad esta temporada, atajaba a duras penas los avisos locales, creados en las botas de Yangel Herrera y Aleix García.

Dos goles de ventaja desperdiciados en seis minutos

De las botas del mediocentro catalán empezaron los seis minutos fatídicos para los indálicos. El propio Iván Martín batía en el mano a mano a Fernando. Pocos segundos después, Dovbyk aprovechaba otra concesión de los centrales para cruzar el balón a Fernando. El ucraniano se dio cuenta de que podía eclipsar la tarde goleadora de Baptistao y consiguió aprovechar el regalo de Kaiky tras regatear al brasileño y a un César Montes totalmente desconcentrado. Manotazo de tres goles en 360 segundos y vuelta a la cruda realidad.

Garitano le pidió actitud positiva a sus jugadores durante el descanso, pero sabía que algo tenía que cambiar para aumentar las opciones de puntuar. Robertone, con amarilla y lejos de su mejor versión, dejó su puesto a Chumi para establecer un sistema de tres centrales y reforzar la fiabilidad defensiva. Con el marcador a favor, el Girona replegó sus líneas y cedió la posesión para disminuir el ritmo de partido, mientras Savinho y Couto ponían en aprietos a los laterales, y el extremo brasileño subió el cuarto tanto al marcador. Desde el minuto 71, en el que el Girona marcó el cuarto tanto, transcurrió mas de media hora desde el último remate a portería almeriense, y el marcador era de 0-2. Stuani, que le tiene tomada la medida a este Almería, empujaba un nuevo centro lateral para poner la manita y el sonrojo en los pocos aficionados desplazados a Girona. Para hacérselo mirar.