14 abril, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

Los números reflejan la cruda realidad del Almería

Gonzalo Melero.

Una jornada más, a la UD Almería se le volvieron a escapar los puntos tras haber competido de tú a tú contra un rival de calibre europeo como es el Villarreal. El planteamiento de Vicente Moreno, atrevido como siempre, se quedó sin efecto en el minuto 94, posiblemente por el agotamiento tras el esfuerzo de sus jugadores durante todo el encuentro.

Durante el partido se vio a una plantilla en evolución, a la que se le percibe más trabajo y mayor rodaje, sin miedos y con calidad de sobra como para conseguir la permanencia de manera menos dramática que la pasada campaña, pero como dijo el míster en sala de prensa, hay algunos aspectos bien trabajados y otros en los que hay que mejorar.

Seguramente el entrenador esté dando vueltas a la cabeza a los siete disparos a puerta que obligaron al meta local a lucirse, siendo un defensa como Sergio Akieme el único que pudo superarle. Aunque también se acordará del mano a mano de Luis Suárez en el que el colombiano cruzó en exceso o de la conducción de Gonzalo Melero para encarar a Jorgensen. Pero además aumenta la importancia la necesidad de tejer un entramado defensivo que anule a los atacantes rivales, que ven portería con demasiada facilidad. El 50% de los remates entre palos del equipo de Pacheta acabaron en el fondo de la portería.

Estos aspectos dejan a los almerienses como el segundo equipo que más encaja de la competición, con 11 goles, sólo superado por los 17 del Granada CF. Pero también como el segundo equipo que menos goles ha realizado (4), sólo por encima del único tanto anotado por Jonathan Viera para la UD Las Palmas. Los números reflejan la realidad que vive el equipo. El resultado del sábado no fue por falta de oportunidades, fue por falta de contundencia, una tónica que se lleva repitiendo desde el inicio liguero.