24 abril, 2024

EL DIARIO DEPORTES

PERIODICO DIGITAL DEPORTIVO GRUPO EMPRESARIAL BRAND LEADER COMUNICACION CIF B90418948 DIRECTOR GENERAL JAVIER SERRATO CALLE ANTONIO MACHADO LOCAL 5 -A 41927 MAIRENA DEL ALJARAFE TLFNO 600 844 934

El Almería se vuelve invisible y sale goleado de Sevilla

Duelo entre el Sevilla y el Almería

El Almería firmó en Sevilla su peor encuentro en mucho tiempo. Con (5-1) final en contra, el equipo mostró todas sus carencias ante un Sevilla que vivió un partido más plácido de lo que realmente se esperaban. El Almería no corrió, no defendió, no fue intenso… En definitiva, le faltó todo lo que debe tener un equipo para salir a intentar pelear por los puntos. Con 3-0 al descanso, la primera mitad se jugó con el césped inclinado hacia la portería de Maximiano. El portugués, que tampoco transmite excesiva seguridad, fue el único jugador a destacar para evitar una goleada más abultada en tan solo 45 minutos.

El equipo saltó al verde con cambios significativos, con Baba sustituyendo al lesionado Robertone, Centelles para dosificar a Sergio Akieme y Koné por Adri Embarba, desplazando a Luis Suárez al extremo izquierdo. Un plan que no salió, especialmente por la facilidad de Lukebakio y Suso para desbordar a un Pozo que ha demostrado que no es su posición y a Álex Centelles, que se estrenó en la temporada de la peor forma posible. Y pudieron ser más de no ser por las intervenciones de Maximiano. En-Nesiry, Lukébakio y Suso desmontaron cualquier posibilidad de puntuar. El marroquí remató a placer un rebote cabeceado por Badé a la escuadra tras la salida de un saque de esquina. El extremo belga-congoleño regateó hasta a cuatro futbolistas que no pusieron oposición a su remate, mientas que Suso, en su clásica jugada de desborde hacia su zurda, puso el tercer mazazo hispalense.

Con el partido resuelto y sin cambios tras el descanso, el Sevilla continuó demostrando que los indálicos no estaban a la altura del duelo. Erik Lamela ejecutó un centro lateral sin oposición alguna para poner la goleada en el marcador. A pesar del resultado parcial, los locales controlaron el juego en gran parte de los minutos, administrando la posesión y jugando con un resultado ideal para los intereses hispalenses. Sólo Suárez consiguió ver portería, desde el punto de penalti, tras el pisotón de Jesús Navas sobre Ramazani. Con el equipo totalmente entregado, Kike Salas puso el quinto tanto para ahondar en la herida rojiblanca.

Vicente Moreno, al borde del abismo

El míster decía en la rueda de prensa previa al encuentro que habría que valorar si, en función del bagaje del encuentro, si daban por bueno tres puntos, o quizás el empate. Aunque la posibilidad de puntuar sólo tardó siete minutos en esfumarse. El equipo, que venía desplegando un buen juego hasta el momento, firmó el peor encuentro de la temporada. Pésima imagen para un equipo con mucho que mejorar y que no ofrece síntomas de mejora ni de reacción. El técnico se queda sin crédito, vive horas decisivas con su futuro en el aire. En caso de no ser destituido tras el encuentro, está obligado a vencer al Granada para recuperar parte de la confianza depositada